Rorschach Hot Stories Blog

Chapter 4

Cruzo la calle hacia la entrada de la tienda, pensando en el trabajo, pensando en cómo explicar que me había vuelto a salir ese molesto tick encima del ojo izquierdo. Pero sobretodo le estaba dando vueltas a la pregunta que le quería hacer, el porque no sabía que pedirle al universo? Acaso lo tenía todo? Acaso había entendido que la felicidad depende de mi y que la salud es el presente? O es que ni siquiera sabía lo que quería?

Abro la puerta y paso a la entrada, cuando me sale una chica preguntando en qué me puede ayudar. Le digo que vengo a ver a Theresa, pero que esperaré aquí. Escucho como le comenta algo y al momento suena el teléfono. Cuando me ve me da un abrazo y me pregunta qué tal estoy.

Le cuento mis problemas y mis dudas, aguantándome el ojo izquierdo por culpa de los temblores del tick. Cuando ya casi acabando la conversación, y con fecha fijada para la próxima cita, entra su hija. Al principio ni lo realicé, lo cual era raro porque tampoco era tan improbable que pasara, pero hacía mucho que no la veía. Y con eso me refiero a verla de verdad, de cerca, sin otra gente por en medio, sin tener que conservar las apariencias..

  • Hola – me dice, despertándome de una especie de trance. – Como estás? – le conteste directamente reincorporándome mientras su madre se iba hacia la parte de atrás. Llevaba su perro, cuando lo vi recordé enseguida aquel extraño mensaje de que estaba enfermo pero dejando la conversación allí sin más. Le acaricio mientras que ella se sienta. Joder el puto tick no paraba, como si no hubiese bastado ya el resto del día.

Pero no voy a mentir, me alegraba de verla, y mucho. Justo esa mañana se me había pasado por la cabeza escribirle y preguntarle por qué tal estaba su perro. Menos mal que no lo hice pensé.

Nos pusimos al día en temas de trabajo, vivienda, proyectos y algunas cosas más. De vez en cuando no podía evitar meterme un poco con ella, y su reacción era de lo más familiar, intentando empujarme o golpearme con cuidado.. Lo que me sorprendió es que seguía teniendo problemas. No entendía el porqué, parecía feliz, o almenos en las redes sociales. Trabajo estable, buena relación con el novio, con la familia, amigos.. Me preguntaba si debía tener insomnio, si seguía pensando en mi.

Chapter 5

Son las 1:58 y veo una llamada perdida suya. El corazón se me empieza a acelerar, a mil por hora, que querrá? La llamo, y sin darme cuenta de lo que había pasado ni de la conversación en si, sabía que estaba de camino a mi casa.

Me parecía como si fuera un sueño, ya que era una situación tan irreal, tan abstracta. Empiezo a repasar una y otra vez la conversación, para entender lo que había pasado, ya que esa misma tarde nos habíamos reencontrado por casualidad en el local de su madre. Al coger el teléfono oigo su voz diciéndome – Dave – a lo que le conteste con un simple – sí? -. Lo que me dejó descolocado fue lo que proseguía – llevo pensando en ti desde que me he metido en la cama, porque has tenido que aparecer otra vez? – a lo que intento responder – No sé, ha sido casu.. – Ella me corta diciendo – Calla! Me he tocado ya 2 veces mientras Pablo duerme, pero no puedo más, puedo venir a verte? -. Me pregunto a mí mismo si estoy escuchando de verdad lo que creo escuchar – Cómo? Pero que ha pas.. – me vuelve a cortar diciendo – Quiero follar contigo, ahora – 

Share: