Rorschach Blog Heroina

Ella era puro fuego, besarla era un vicio que pocos entendían, el porque querer morir en llamas, por sentir un rato de calor.. Pero cada vez que miraba hacía arriba, con los ojos medio girados por el colocón de las endorfinas y la adrenalina, y la veía brincando encima mía, me enganchaba más. Como pura heroína, no podía evitar seducirla una noche tras otra, para arder en llamas en mi cama, muerto de calor, sudando y tratando de respirar a duras penas.. Para finalmente caer muertos los dos, destapados y pensando en que, si esto podría ser el sentido de la vida.. O quizás de la resurrección? 

Share: